Águila de Blasón
Águila de Blasón
Águila de Blasón

Águila de Blasón

(Ramón del Valle-Inclán)

Precio habitual $100,00

Don Ramón María del Valle-Inclán y Montenegro (1869-1936), señor de la Puebla del Cara-miñal —nombre eufónico que tan bien le cuadraba y título ilusorio, lleno de resonancias antañonas, con que él gustó de adornarse— ha sido uno de los personajes más singulares en la república de las letras españolas.

Había nacido en Puebla del Caramiñal (Pontevedra), anduvo, siendo joven, por tierras mexicanas, y a fines de siglo asentó en los divanes literarios de Madrid, imponiendo rápidamente su nombre como figura preeminente entre la famosa generación del 98. Con ser breves, éstos son los únicos datos positivos de su vida, no exigua en peripecias, pero sí fantaseadas por él en grado tal que pertenecen a la leyenda antes que a la historia. Mucho de legendario había en Valle-Inclán. Por su traza física, —una figura alta, enteca, grandes anteojos de carey y las largas "barbas de chivo” que cantó Rubén Darío— por su atuendo indumentario y la agudeza de su verba fantástica parecía, en rigor, una creación de sí mismo, un personaje salido directamente de las páginas de sus 'comedias bárbaras”. Pues el personaje humano, el ser altanero y magnífico era en Don Ramón no menos sugestivo y extraordinario que su obra. Aparte de sus Sonatas famosas, Valle-Inclán escribió novelas, poesía y teatro. Lugar preeminente merecen sus "Comedias Bárbaras”. Águila de Blasón es la segunda de la trilogía que empieza con Cara de Plata y que remata Romance de Lobos.

Buenos Aires: Losada, 1950. 185 págs.
Aceptable