Imprimismos

Imprimismos

()

Precio habitual $200,00

Imprimismos es la obra del poeta y profesor uruguayo Jorge Nández Britos.

Jorge Nández Britos se desempeña como docente de Educación Media y Terciaria. Ha publicado artículos y trabajos de investigación sobre su especialidad y educación. En poesía ha publicado "Aquí / Entonces" (1981); "Los rostros y la cara" (2002); "Simas" (2006, ilustrado por Adolfo Nigro), y "Votivos" (2011). 

<<Jorge Nández hace aquí un trabajo intensivo en la sintaxis expresiva de los textos, lo que evita ciertos excesos habituales del verso libre. La cadencia, el ritmo, el tempo, característicos de la prosa, se equilibran en este libro con las rupturas y los desparejamientos, que no sólo no estorban las abundantes analogías y citas del lenguaje referencial, sino que acaban potenciándolo. El verso libre tiene aquí uso y función , ya que, en demasiadas ocasiones, es al mismo tiempo superficie y fondo e irrelevante cotidianidad. Imprimismos consigue codificar verdades, aprisionar experiencias, moviéndose por el mundo más o menos prosaico de lo habitual. Es en ese nivel donde aparece la huella vallejeana más humana y sufrida, adusta hasta el hueso: la presencia de un Trilce que muestra su juventud con la visita. Pero la cotidianidad viene acompañada de perseverantes deícticos (esencialmente existenciales) y adverbios (a veces neologismos contundentes), de las voces y aires populares, de perfumes de flores que suenan a tango, patios, otoño, callecitas de barrio
El manejo ágil, atrevido, arriesgado de los tiempos verbales, la combinatoria variada, compleja de los pronombres (yo y tú, fundamentalmente), los mismos títulos –que vuelven a dar un giro al discurso, a los significados, dejando pistas, haciendo guiños al lector sutil– completan el pulso, la apuesta por el decir más de lo que se dice, por decir lo otro, lo que está detrás, debajo de la tinta, de la comunicación de las palabras mostrencas de la tribu. En el condicional –igual que en el subjuntivo– las acciones dependen de una colateralidad, de un agente exterior, no del hablante, quien puede tener la intención pero no la decisión del asunto. Eso parece agregar a los textos un tono melancólico y pesimista: lo deseado no se ha producido ni se producirá. Sólo confusión es la fusión de los pronombres: “Verte a mí las manos sueltas” “Verme a ti las manos mudas”.>>  

José Manuel García Rey. (Apuntes sobre Imprimismos.)